26.6.08

De la misma manera en que un hombre tiembla de pánico si cree haber pisado una serpiente, pero cuando se inclina descubre que sólo era una cuerda y se echa a reír, así me di cuenta un día de que aquello que llamaba "yo" no existe, y entonces todos los temores y preocupaciones se disiparon como un simple error.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlace a este post:

Crear un vínculo

<< Home